Publicado por: Jeffrey Duran sábado, 11 de octubre de 2014

Más de 13GB de fotos y vídeos procedentes del servicio Snapchat han sido filtrados por la red. Los criminales han guardado todas y cada una de las fotos y vídeos provenientes de algún cliente de terceros vulnerado durante los dos últimos años.

Snapchat

Parece que las celebridades no son el único objetivo de los criminales informáticos, y es que miles de personas han amanecido con una nefasta noticia: sus fotos intimas compartidas a través de Snapchat han sido robadas y publicadas en Internet.
Snapchat es una popular aplicación y servicio por el cual sus usuarios pueden compartir de forma privada vídeos y fotos que son automáticamente eliminados en un breve periodo de tiempo, pero muchos usuarios usan clientes de terceros en snapchat que guardan las imágenes antes de ser eliminadas.
Al menos uno de esos clientes de terceros ha sido hackeado, y los criminales han estado guardando todas y cada una de las fotos y vídeos que han sido visualizados en el servicio a través de la aplicacióndurante los dos últimos años. Ahora, todas estos documentos íntimos han sido filtrados en la red.
Snapchat no tiene un uso especifico o delimitado, pero es obvio que su funcionamiento invite a compartir fotos intimas con la persona que quieres que las vea, de ahí que haya sido históricamente uno de los objetivos primordiales de toda la gente sin escrúpulos de Internet, mal denominados habitualmente como hackers.
Según Kenny Withers más de 200.000 usuarios han sido víctimas de tan desagradable suceso. Según sus declaraciones todos los usuarios del servicio en la nube Snapsave han podido ver la privacidad de sus vídeos y fotos violada. La peor parte de esta aplicación y servicio es que sus usuarios no son conscientes de a quién le envían fotos ni si están usando un cliente de terceros para acceder al servicio y que les permita guardar esa información. Claro está, Snapchat es muy popular entre los jóvenes, por lo que multitud de estas fotos y vídeos tienen como protagonistas a jóvenes menores de 18 años. Por lo que además de ser un atentado a la privacidad es un delito de pederastia.
Cómo no, el lugar para publicar las fotos y vídeos robados ha sido 4chan. Los responsables de SnapChat por su parte han comunicado lo siguiente:
Podemos confirmar que los servidores de Snapchat nunca han sido accedidos, por lo que no somos la fuente de las filtraciones. Los usuarios han sido víctimas del uso de aplicaciones de terceros que envían y reciben los "Snaps", una practica totalmente prohibida en nuestro acuerdo de Términos y uso, por esta misma razón: la seguridad de nuestros usuarios. Vigilamos constantemente la App Store y la Play Store para que los clientes de terceros ilegales que hayan podido colarse sean eliminados.
¿No sería mejor y más seguro prohibir todos los clientes de terceros en lugar de realizar una investigación contante que como hemos podido comprobar resulta ineficiente? Como siempre, la verdadera culpa no es de Snapchat ni por supuesto de sus usuarios, la culpa es de los villanos y cobardes que realizan este tipo de actividades.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Copyright © JEFUNIX